Una vez que la dirección de Correos ha retirado lo que Comisiones Obreras y UGT consideran un «plan de desmantelamiento de 2.000 unidades de distribución», ambas centrales sindicales han decidido suspender las jornadas de huelga previstas en el operador postal para los próximos 5, 7 y 12 de enero.

Los dos sindicatos estiman que «la retirada del plan de desguace de las unidades de distribución de todo el país certifica el éxito rotundo de la convocatoria de huelga y lo absurdo de una medida cuya paralización muestra a las claras lo innecesario de su aplicación».

Aún así, Comisiones Obreras y UGT aseguran que «desconfían de un presidente que ha roto el marco de las relaciones laborales de Correos y que ha utilizado la compañía pública con fines personales muy alejados de los planteamientos progresistas que se le debe presuponer a un miembro del PSOE», por lo que «han considerado oportuno no desconvocar la huelga general, sino solo suspender los paros de los días 5, 7 y 12 de enero, manteniendo la huelga general activa para dar cobertura a futuros paros ante un nuevo intento de imponer el desmantelamiento que en esta ocasión ha fracasado».

Las dos centrales insisten en la retirada de «un Plan Estratégico claramente fracasado y en la necesidad de abrir una discusión rigurosa y seria sobre el modelo postal público que necesita nuestro país y, en ese marco, definir el papel que ha de jugar Correos como prestador de servicio público y empresa competitiva, eficaz y eficiente, así como las condiciones laborales y salariales acordes al servicio público de calidad que merece la ciudadanía».

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px