Ya antes de la llegada de la crisis sanitaria generada por la covid-19, la próxima década se dibujaba como el momento crucial para impulsar la digitalización en las actividades logísticas y de transporte.

En este sentido, muchos puertos están desarrollando múltiples y variados proyectos para potenciar el concepto de ‘smart ports’ y su vinculación con cadenas de suministro más integradas y competitivas a nivel mundial.

Precisamente en dicha línea, Tánger Med viene impulsando planes de digitalización en los últimos meses en su afán por ganar protagonismo en los grandes tráficos transoceánicos.

Así, por ejemplo, la autoridad portuaria del enclave marroquí ya ha desarrollado un sistema informático para integrar en su sistema informático la gestión de los certificados fitosanitarios necesarios para exportar productos alimentarios, que incluye una base de datos con 5.000 exportadores de todo el reino alauí y que está conectado con las aduanas marroquíes para facilitar el tránsito de mercancías perecederas.

De igual modo, el enclave de Tánger Med también ha incorporado en su sistema de gestión telemática la declaración sumaria, con la intención de que pueda enviarse al primer punto de entrada en la Unión Europea antes de su entrada en el territorio comunitario.

Adicionalmente, el recinto magrebí ha informatizado por completo el permiso de salida, con lo que los flujos de importación y exportación se han optimizado en un esfuerzo por ganar competitividad.