proyecto Puerta Centro para el puerto seco de Tarragona

El puerto seco de la Autoridad Portuaria de Tarragona, que se extenderá en terrenos de Guadalajara y Marchamalo estará operativo previsiblemente en septiembre de 2014. El proyecto, que ocupará una extensión de 2,2 millones de metros cuadrados, supondrá la inversión de 15 millones de euros, entre la compra de terrenos y la terminal ferroviaria, de 120.000 m².

Al proyecto, que sigue los plazos marcados, le falta la aprobación del Plan de Actuación Urbanística y el proyecto de reparcelación, unos trámites que esperan la aprobación definitiva del Gobierno de Castilla-La Mancha porque el proyecto ya ha pasado por los plenos municipales.

El proyecto se enmarca en la plataforma logística Puerta Centro-Ciudad del Transporte, promovida por Hercesa y Desarrollos Tecnológicos y Logísticos  y está llamada a ser una infraestructura de referencia para el transporte intermodal de mercancías, entre el puerto de Tarragona y el centro peninsular.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Josep Andreu, y el de Hercesa, Juan José Cercadillo, firmaron en noviembre un acuerdo para el desarrollo de esta infraestructura, y de momento se están cumpliendo los plazos marcados.

Se prevé que Hercesa realice las obras de urbanización, accesos viarios, electrificación y red de desagües entre julio y diciembre de 2013, y a partir de entonces la Autoridad Portuaria formalizaría la escritura pública de compra-venta de terrenos con el objetivo de que la terminal ferroviaria esté operativa en septiembre de 2014.

Asimismo, a la espera de que los apartaderos ferroviarios de la línea Madrid-Barcelona se adapten para operar con trenes de 750 metros, Puerta Centro sería el único puerto seco del entorno de la capital española con capacidad para operar con este tipo de trenes.

Además de la conexión con la línea Madrid-Barcelona, la Ciudad del Transporte también tiene conexiones directas con la carretera CM-101 y la autopista R-2, la cual conecta, a su vez, este proyecto con la autovía A-2, con todo el Corredor del Henares y con Madrid.

El proyecto podría suponer la creación de alrededor de 3.000 puestos de trabajo, además del impulso al sector ferroviario y logístico.