drones

Se utilizará un dron de uso comercial adaptado al transporte de fármacos.

En el marco del proyecto Pharmadron, que pretende evaluar la viabilidad de realizar con drones el reparto de medicamentos y otros productos farmacéuticos en zonas rurales, Novaltia prepara ya para la primera prueba piloto con un vuelo simulado, que se llevará a cabo en el entorno de Gea de Albarracín, en Teruel.

La iniciativa, para la que contará con el apoyo de la empresa de drones Delsat, la ingeniería VeaGlobal, el Clúster Aeroespacial de Aragón y la Plataforma Aeroportuaria de Teruel, busca facilitar el acceso a medicamentos a pacientes crónicos, ancianos y en general, a los residentes de zonas de difícil acceso, por su situación remota o aislada.

Además, este sistema también permitiría realizar la distribución de productos de este tipo en situaciones meteorológicas complejas o catástrofes naturales. Por ello, se ha determinado que para realizar con garantías estos repartos el dron debe contar con un contenedor específico, fabricado con materiales avanzados, refrigerado, aerodinámico y ligero.

En la prueba, que se realizará a lo largo de 2019, se utilizará un dron de uso comercial adaptado al transporte de fármacos. Contará con un contenedor de 25 kg, de los cuales 10 serán de carga útil, y podrá mantener una temperatura de entre 15º y 25º, aunque también será posible transportar productos a baja temperatura, como las vacunas.

Teniendo en cuenta que la legislación actual no permite realizar este tipo de tareas con drones comerciales, el objetivo de la prueba piloto se centra en probar sobre el terreno las posibilidades analizadas en el estudio de Pharmadron y sensibilizar a las distintas administraciones para que adapten la legislación vigente para casos excepcionales.