Thermo King desarrolla la unidad SLXe, compatible con el refrigerante R-452A de proxima generacion

Los condensadores de microcanal permiten una carga de refrigerante aún menor.

Thermo King ha anunciado que sus unidades SLXe para semirremolque equipadas con el refrigerante R-452A de próxima generación ya se encuentran disponibles en Europa, con lo que pretende reducir el impacto medioambiental de las flotas de transporte refrigerado.

Ofreciendo la opción de realizar la transición al nuevo refrigerante con las unidades SLXe para remolque, Thermo King proporciona unidades que combinan un elevado rendimiento y niveles sonoros reducidos actuales con un rendimiento medioambiental mejorado gracias al potencial de calentamiento atmosférico (PCA) inferior del nuevo refrigerante.

Así, estas nuevas soluciones ofrecen el nivel de rendimiento de la cartera de productos actual, con la misma capacidad de refrigeración, el mismo descenso de la temperatura y el mismo rendimiento del combustible, y garantizan el cumplimiento preventivo de la nueva normativa europea sobre gases fluorados (2020 F-GAS).

Además, los condensadores de microcanal permiten una carga de refrigerante aún menor y minimizan el riesgo de fugas, reduciendo todavía más el impacto medioambiental de estas unidades de refrigeración para semirremolque.

Por otro lado, los clientes del sector del transporte que simplemente deseen realizar la transición de sus unidades existentes cuentan con la posibilidad de introducir en dichos sistemas el refrigerante Opteon XP44 (R-452A). La empresa ofrece un servicio de sustitución del refrigerante a través de su red de concesionarios.

Compromiso del grupo Ingersoll Rand

Las nuevas soluciones de refrigeración para el transporte contribuyen al compromiso climático general contraído por Ingersoll Rand en septiembre de 2014 y desempeñan un importante papel en la cadena de frío de los productos farmacéuticos y alimenticios.

Este compromiso incluye la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) relacionadas con sus operaciones en, aproximadamente, un 35% para 2020, la reducción de las emisiones de GEI relacionadas con sus productos en un 50% para 2020 y la inversión de 500 millones de dólares en investigación y desarrollo relacionados con los productos durante los próximos cinco años para financiar la reducción a largo plazo de las emisiones de GEI.

Como resultado de dicho compromiso, se espera evitar la emisión de, aproximadamente, 20.850.000 toneladas métricas de CO2 a escala global para 2020, lo cual equivale a la energía utilizada por casi dos millones de hogares durante todo un año.