Tosca presenta su nuevo palet NeRa, de plástico robusto, encajable y apto para estanterías, que llega con la intención de aumentar la eficiencia a lo largo de la cadena de suministro automatizada.

Diseñado para superar las prestaciones de la madera, es el primer palet de plástico que incorpora la robustez de la plataforma PowerDeck y tacos con sistema SureFoot para facilitar su automatización.

Está indicado para cargas estáticas de hasta 3000 kg y es totalmente encajable, una combinación que permite aumentar la capacidad de almacenamiento, pues ocupa 2,5 veces menos que un palet equivalente de madera.

Su diseño robusto pero ligero garantiza su mínima deformación con el paso del tiempo, por lo que encaja en sectores altamente automatizados en los cuales es vital minimizar los daños en el producto y evitar la contaminación cruzada. Puede utilizarse en cadenas de suministro de alimentos, tanto líquidos como secos, comida preparada, ingredientes, e-commerce y embalaje.

Además, al presentar un diseño sin patín, reducen la altura de apilado a la mitad, lo que proporciona un ahorro de espacio en el almacén y permite transportar una media de 660 palets más por trayecto en los retornos.

Con un peso de 18 kg, están fabricados en plástico HDPE y son resistentes frente a daños y gérmenes, lo que facilita la limpieza. No requieren de tratamiento térmico y necesitan menos lavados que los palets de madera. Tienen una vida útil siete años más larga que la madera y son reutilizables, reparables y reciclables.