Isuzu, Toyota, Hino y la ‘Commercial Japan Partnership Technologies Corporation‘, CJPT, desarrollarán y pondrán en las carreteras camiones eléctricos de pila de combustible.

Algunos clientes seleccionados podrán empezar a probarlos desde principios de 2023 en algunos centros de distribución de Fukushima y Tokyo. El objetivo es promover la introducción de vehículos de pila de hidrógeno, así como su utilización a gran escala.

El uso de tecnología de pila de combustible, que funciona con hidrógeno de alta densidad energética y no emite CO2 durante la conducción, puede resultar muy eficaz para los camiones de distribución, que habitualmente necesitan recorrer largas distancias durante muchas horas seguidas para completar las múltiples operaciones previstas a lo largo de la jornada.

Por otro lado, Toyota y CJPT trabajan junto a Suzuki y Daihatsu en el lanzamiento de minifurgonetas eléctricas en el año 2023, que de nuevo serán utilizadas por socios seleccionados en Fukushima y Tokio.

Estas minifurgonetas cubrirían áreas difícilmente accesibles gracias a su pequeño tamaño, lo que resultaría especialmente útil para la logística de última milla.

Se trata de vehículos que podrían contribuir sustancialmente a avanzar en los objetivos de descarbonización, pero los fabricantes señalan como principales dificultades para su introducción en el mercado los elevados costes asociados a la electrificación y la infraestructura de recarga, así como los tiempos de carga.

Teniendo en cuenta esta situación, CJPT se ha unido al proyecto para tratar de lanzar un modelo asequible que cumpla con las necesidades de los clientes profesionales, apoyando así el conocimiento de Suzuki y Daihatsu en la fabricación de minivehículos y el de Toyota en tecnología de electrificación.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110