El director General de Tráfico, Pere Navarro, ha afirmado que su departamento «busca el equilibrio» ante un posible cambio en la regulación de los pesos y dimensiones de los vehículos industriales.

Navarro ha explicado, en un evento organizado por Executive Forum, que la DGT está llevando a cabo diversas «pruebas en determinadas cargas y en ciertos trayectos, en coordinación con Europa» para el uso de megacamiones, aunque sin precisar su número concreto.

El uso de estas nuevas combinaciones constituye uno de los principales puntos de fricción entre transportistas y cargadores y Tráfico es consciente de las implicaciones que podría tener cualquier medida, que no se ha dado como segura para el futuro, en este ámbito tanto para unos, como para otros.

Así pues, como ha explicado el director General de Tráfico, mientras que los cargadores quieren camiones más grandes para ahorrar costes y reducir su huella de carbono, el sector del transporte, sin desdeñar el impacto sobre las reducciones en las emisiones contaminantes y el ahorro de combustible que podría generar el uso de megacamiones, también destaca el impacto que tendría su utilización tanto en el mercado de transporte, como en el empleo del propio sector.

En definitiva, pocos avances se han producido en este terreno, que sigue a la espera de las medidas de presión que, además de en Tráfico y en Transportes, también alcanzan a Industria y Transición Energética, dos Ministerios que también tienen algo que decir al respecto.