La Dirección General de Tráfico ha comenzado, en la tarde de este pasado domingo, a desembolsar los cerca de 11.300 camiones que han quedado retenidos en un total de 127 áreas de retención por el temporal de nieve.

No obstante, siguen las restricciones para los vehículos que tienen como destino la Comunidad de Madrid, a pesar de que se ha comenzado a desembolsar de forma ordenada, los 300 primeros camiones que estaban retenidos en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro hacia Portugal, que han comenzado a circular por la AP-6 hacia Galicia.

Ha llegado después el momento de la partida para otros 270 que se encontraban parados en la A23 en Teruel.

También 320 de los más de 1.000 camiones embolsados en las áreas de servicio de La Carolina en el kilómetro 288, en Guarromán, la de mayor capacidad; y la del kilómetro 280 en Aldea de los Ríos de la autovía A-4 de la provincia de Jaén, que han reanudado sus trayectos, concretamente aquellos que no tienen por destino Madrid, sino el área de Levante, mientras otros 780 aproximadamente seguían a la espera de poder continuar, en el momento de redactar esta noticia. Muchos de ellos han permanecido en la zona desde el viernes al cortarse las conexiones con la Comunidad de Madrid.

«Poco a poco»

Tráfico indica que el desembolso se hará «poco a poco, porque aunque las autovías estén bien, hay que asegurarse de que las vías que lleven a los destinos de los camiones estén en condiciones de transitar».

La borrasca ‘Filomena’ deja paso a una ola de frío que durará hasta el próximo jueves, con mínimas de -10ºC, según el aviso especial emitido por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), en una situación se producirá desde el 11 de enero en amplias zonas del interior peninsular, hasta el jueves 14 de enero inclusive, con un grado de probabilidad «Muy alto», superior al 80%.

Aún se registrarán nevadas importantes en cotas muy bajas, sobre todo en el centro e interior del nordeste peninsular, que tenderán a ir remitiendo entre este 9 y 10 de enero de sur a norte.