El presidente de la Asociación de Autopatronos del Transporte de Contenedores de los puertos de la Comunidad Valenciana (Transcont CV), Javier Gimeno, ha manifestado en declaraciones a cadenadesuministro.es que espera que el transporte terrestre del puerto de Valencia esté vigente como servicio comercial en dos o tres meses, y que de este modo, sea operativo en el mes de septiembre.

La entidad, que cuenta con 1.000 asociados y unos 1.300 vehículos, ha realizado estas declaraciones después de que la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) aprobara este pasado jueves el pliego de condiciones que da luz verde a la prestación del servicio comercial del transporte terrestre en el puerto de Valencia.

“Estamos en unas fechas ya pre estivales, que serían buenas para realizar las pruebas pertinentes y en septiembre poder empezar a funcionar”, destacó Javier Gimeno.

En este sentido, añadió que “sería lo ideal, independientemente de las Elecciones”, ya que, apuntó “estamos tranquilos puesto que, en caso de cambio de signo político o una reestructuración del organigrama en la APV, el pliego de condiciones ya está aprobado”, subrayó.

En el pliego se estipulan todas las características que han de reunir los operadores para lograr las autorizaciones, así como el modo en el que se va a operar, a través de un protocolo de actuaciones y su implantación, que “va a requerir cierto tiempo” según destacaron fuentes de la APV.

El proceso de implantación se iniciará, según explicó la APV, otorgando las autorizaciones a los operadores y, de forma paralela, preparando todo el equipamiento para el control de los camiones en los accesos.

En este sentido, Gimeno explicó a cadenadesuministro.es que todos los costes de la logística correrían a cargo de la APV, aunque cuestiones mínimas como “las tarjetas para la entrada por las puertas de acceso, sí podemos asumirlas desde la asociación, ya que los costes serían menores”.

Proceso largo pero firme

Para Javier Gimeno, pese a que ha sido un proceso “demasiado largo”, que se inició hace ahora algo más de dos años, lo importante es que ha sido “consensuado por todos los agentes que han participado en el, dentro de la legalidad y con total transparencia para que una vez dado el paso de la aprobación y ponerse en marcha no se retrasara nada y no quedara en papel mojado”.

Previamente a la aprobación del pliego de condiciones por el consejo de la APV, se constituyó un grupo de trabajo interno que estaba valorando la forma en la que debía ponerse en práctica lo recogido en el pliego de condiciones para la prestación de este servicio.

“Nos han ido informando en todo momento”, subrayó Javier Gimeno. Además, destaca “las buenas relaciones entre la APV y Transcont” . “Se han dado cuenta de que somos profesionales, que estamos en todas las mesas de debate, y no para quejarnos, sino que vamos con propuestas”, explicó el presidente de Transcont CV.

Referencia para otros puertos

La aprobación del pliego de condiciones para hacer del transporte terrestre de contenedores la prestación de un servicio comercial supone para Valencia abanderar este proceso en España para los demás puertos.

Valencia con 1,5 millones de TEUs en el primer cuatrimestre de 2015, iniciará un servicio que otros grandes puertos, como el de Barcelona o Bilbao “copiarán”, en palabras de Javier Gimeno. Ya que, pese a la implantación del servicio en otros puertos, como el de Tarragona, Valencia es el “primer gran puerto” en abanderar la prestación de este tipo de servicio, recalcó el presidente de Transcont CV.

Así mismo, Javier Gimeno ha querido destacar cómo, con la aprobación y puesta en marcha de este servicio, “todos los agentes tendrán que cumplir con las mismas reglas del juego”.

En este sentido, subrayó como “a nosotros, los camiones que trabajamos de continuo en el puerto, y nuestros asociados, nos piden toda la documentación y la marca de garantía nos pasa continuamente auditorias”. Así, destaca que con la aprobación de este pliego, “el que no cumpla los requisitos no entrará a prestar el servicio”.