La situación de colapso también dificulta que los conductores puedan cumplir con sus tiempos de conducción y descanso.

La situación de colapso también dificulta que los conductores puedan cumplir con sus tiempos de conducción y descanso.

Los transportistas, agrupados en Transcont CV han aprobado por unanimidad este pasado viernes, convocar un calendario de movilizaciones para protestar por el colapso de las instalaciones del PLV del municipio valenciano de Ribarroja

Tal y como ya denunció hace unos días Transcont, esta situación, que se viene repitiendo a diario en los últimos años, ha llegado a generar retrasos de hasta dos horas en el trabajo de transportistas que se ven abocados a continuas pérdidas y a un estrés absolutamente innecesario.

Esta situación, según denuncian los transportistas, es muestra de la incapacidad e inacción tanto de los gestores de la infraestructura como de los representantes de la administración responsable, “lo que demuestra su falta de criterio y voluntad a la hora de asumir decisiones que permitan desbloquear esta situación”, que ya ha sido denunciada en numerosas ocasiones por los colectivos de transportistas portuarios afectados.

En numerosas ocasiones, los responsables de las organizaciones de transportistas han denunciado una situación “que ahora se ha convertido en insostenible”.

Además, en su opinión, a estas pérdidas se añade “el problema generado por los horarios del tacógrafo y la inseguridad que se genera en unas instalaciones que no reúnen unos mínimos requerimientos de seguridad al encontrarse bloqueadas,

Por eso, desde Transcont se ha aprobado un calendario de movilizaciones como única alternativa posible para llamar la atención sobre una situación que no sólo afecta a los transportistas sino que pone también en riesgo, la integridad de los conductores en el trayecto afectado.