Terminales Marítimas del Sureste y Transfesa Logistics han puesto en marcha un nuevo servicio ferroviario entre el puerto de Alicante y Reino Unido, dirigido especialmente a las empresas exportadoras, importadoras y de transporte que operan entre el sureste español y el territorio británico.

Se trata de una línea que se pone en marcha en un momento clave en la cadena de suministro y que da respuesta a los actuales problemas de abastecimiento que está sufriendo Reino Unido por la falta de conductores.

En esta primera etapa, el tren tendrá una frecuencia semanal y transportará en un 90% producto refrigerado y en un 10% carga seca, si bien el objetivo final es incrementar frecuencias y lanzar nuevas conexiones a los países del Benelux y Alemania.

En las últimas semanas TMS y Transfesa Logistics han hecho un enorme esfuerzo por tener operativo este primer servicio, que cuenta en la actualidad con 25 cargadores como clientes, uno por cada slot. Por ejemplo, durante la pasada semana se enviaron 15 contenedores desde Alicante.

A partir del envío del día 19 de noviembre, el servicio desde el puerto de Alicante saldrá los viernes a las 11:30 de la mañana, por lo que se aceptarán cargas hasta el viernes a las 9:30. Esto supone un tiempo de tránsito total de 72 horas, lo que mejora considerablemente el actual tiempo de tránsito de 84 horas.

El trayecto es un paso más en el compromiso con el Corredor Mediterráneo y supone un complemento para el transporte por carretera, dotando a los cargadores de mayor capacidad y precios estables todo el año. El objetivo es reducir hasta en un 80% las emisiones de CO2 y reducir hasta en un 50% los costes externos, con un consumo energético seis veces menor.