Transgesa ha cerrado recientemente con Scania la adquisición de su primer vehículo propulsado por Gas Natural Licuado, GNL, con lo que suma a su flota otro vehículo más del fabricante sueco.

De esta forma, el operador avanza en el uso de este nuevo combustible, con la idea de profundizar en el cuidado del medio ambiente y optimizar el consumo. La operación les permitirá poner a prueba las ventajas del GNL y evaluar los posibles beneficios de cara a futuras renovaciones de flota.

El camión es un G280 con motor de nueve litros, que cumple con la normativa Euro 6 y se utilizará para la distribución y recogida urbana, y la de proximidad. Además, la compañía ha incorporado a su flota un modelo diésel del mismo fabricante para potenciar la distribución urbana.