Cilsa ha finalizado la construcción llave en mano de las instalaciones de 6.229 m² de nave y 1.120 m² de oficina ubicadas una parcela de 13.328 m² de superficie en la ZAL del puerto de Barcelona para Transmec de Bortolí.

Con esta plataforma, el operador logístico pretende dar respuestas a las necesidades de crecimiento que está experimentando durante los últimos años.

La nave, que dispone de una altura libre de once metros en la zona de almacenaje, dispone de 45 plazas de aparcamiento de vehículos ligeros, 32 plazas de vehículos ligeros reservadas a la flota y dos plazas de aparcamiento para motocicletas.

Del mismo modo, las instalaciones incluyen 21 muelles de carga con puertas seccionales automáticas y abrigos exteriores y están equipadas con sistema de protección contra incendios para un riesgo medio nivel 5.

Así mismo, en el activo se ha instalado un sistema integrado de gestión de edificio para el control que gestiona la Iluminación artificial mediante LEDs de bajo consumo regulables y la iluminación natural que supera el 5% de superficie libre de lucernarios.

Además, se han instalado placas fotovoltaicas en la cubierta que producirán energía para conseguir un autoconsumo pico de 14 kw/h.

Transmec de Bortolí dispone de 20.000 m² en España para el almacenamiento y distribución, con actividad focalizada en los sectores de la cosmética, la moda, el fitness, la industria química y la automoción.