Transportes abre plazo para solicitar las ayudas al abandono para transportistas autónomos

Transportes abre plazo para solicitar las ayudas al abandono para transportistas autónomos y resolverá su concesión en un plazo de seis meses.

Viernes, 13/05/2022 por CdS

Las ayudas tienen una asignación de veinte millones de euros.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha abierto este viernes, 13 de mayo, el plazo para que los transportistas autónomos que deseen abandonar el sector puedan solicitar las ayudas pertinentes.

En este sentido, el Departamento Ministerial ha establecido una partida, tal y como ya se había anunciado, de veinte millones de euros en total, de los que un máximo de 19.860.000 euros se repartirán entre los beneficiarios resultantes, mientras que los 140.000 euros restantes se destinarán para pagar los potenciales recursos estimatorios interpuestos por solicitantes que no obtengan inicialmente la ayuda.

Los interesados cuentan con un mes de plazo, a contar desde este 14 de mayo, para enviar sus solicitudes a través de la sede electrónica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En primer lugar, se dará preferencia a quienes se les haya declarado incapacidad permanente absoluta, total o gran invalidez para el desempeño de la profesión habitual de transportista.

Para los demás beneficiarios se elaborará una relación de posibles beneficiarios por orden descendente de edad, de tal manera que las ayudas se otorgarán a los que ocupen los primeros lugares en la relación de beneficiarios así elaborada.

Transportes se da un plazo para resolver y publicar la pertinente Orden de concesión de seis meses.

Según los cálculos del Ejecutivo, estas ayudas duplican el importe concedido en 2021, con lo que se cumple con lo acordado con el Comité Nacional del Transporte por Carretera.

El año pasado, el Ministerio tenía una partida de 9.690.000 euros destinados a las ayudas al abandono de la actividad, aunque de esa cantidad, hay que detraer un máximo de 150.000 euros que se han reservado para pagar los potenciales recursos estimatorios que pudieran interponerse contra la distribución de estos fondos.