El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tiene previsto adaptar la normativa interna española a los cambios que ha ido introduciendo el Paquete de Movilidad en la regulación del mercado de transporte durante el año que viene.

Así pues, en concreto, el Departamento ministerial tiene previsto abordar a lo largo de 2022 la elaboración y tramitación del proyecto de Real Decreto para modificar las excepciones a la obligatoriedad de las normas sobre tiempos de conducción y descanso y el uso del tacógrafo en el transporte por carretera, algo que ha levantado cierta polvareda en Baleares.

De igual manera, el próximo mes de febrero entran en vigor las nuevas normas del Paquete de Movilidad relacionadas con el cabotaje y el desplazamiento de trabajadores, lo que obligará a introducir precisiones en la normativa nacional.

Por otra parte, en 2022, Transportes también pretende modificar la la Orden Ministerial que regula el documento de control administrativo exigible para la realización de transporte público de mercancías por carretera.

Esta normativa de 2012 regula, entre otros aspectos, la naturaleza jurírica del documento de control, su formato y contenido, su emisión y número de ejemplares, así como las obligaciones de conservación.

Es de esperar que la regulación del documento de control se adapte para su transmisión y tenencia por medios electrónicos, dado el profundo proceso de transformación digital que vive la logística y el transporte.