Pasan los días sin que los transportistas gallegos tengan bonificaciones en el uso de la AP-9, pero Transportes anuncia, sin concretar más y aprovechando una de esas visitas propagandísticas por las Españas que tanto gustan a políticos de cualquier ideología, que los vehículos pesados dispondrán de una rebaja de un 20% sobre las tarifas actuales en este peaje.

De igual modo, el Departamento también ha explicado que la medida se aplicará tanto al viaje de ida como al de vuelta y sin ningún requisito de número de viajes, recurrencia o de contar con dispositivos de telepeaje a bordo.

Con más detalle, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana  ha precisado que esa rebaja para vehículos pesados, similar en su globalidad a la que reciben los vehículos ligeros, será financiada con cargo al presupuesto del Ministerio para la AP-9 y representará un ahorro para el sector de al menos seis millones de euros anuales.

En este contexto, Ábalos afirma que de esta manera se está culminando el mayor esquema de bonificaciones de la historia concesional española.

Las bonificaciones en una de las principales vías que articulan las comunicaciones en Galicia son una reivindicación de los transportistas de la comunidad autónoma desde hace largo tiempo, toda vez que soportan uno de los peajes más altos de todo el país.