El socio único de Transportes Boyacá adoptó el pasado 30 de octubre de 2020 un acuerdo para la escisión total de la compañía con división total de su patrimonio en dos partes.

De esta manera, la compañía continúa con un proceso de transformación que en los últimos meses también ha supuesto algunos cambios en su equipo directivo.

Cada una de estas divisiones se transmitirá en bloque por sucesión universal a favor de dos sociedades beneficiarias, de tal modo que la primera de ellas irá a parar una sociedad mercantil de nueva constitución que mantendrá la denominación de Transportes Boyacá.

Al mismo tiempo, la segunda parte se destinará a una sociedad mercantil ya existente denominada Distribuciones Generales Boyacá, cuyo socio único es el mismo socio único de la Transportes Boyacá inicial.

De esta manera, la nueva Transportes Boyacá se constituirá simultáneamente como consecuencia de la escisión total y previa extinción sin liquidación de la anterior, aunque permanecerá el socio único en esta misma calidad tanto de la recién creada Transportes Boyacá, como de Distribuciones Generales Boyacá.

Por otra parte, la escisión total implicará la transmisión por sucesión universal de todo el patrimonio de la originaria Transportes Boyacá, que quedará disuelta y extinguida, en dos bloques, a favor de las dos sociedades, con el consiguiente traspaso de sus activos y pasivos.