El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana quiere aprovechar los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia «para abordar la revolución en la logística» para aumentar la cuota modal transporte ferroviario de mercancías, del escaso 4% actual, hasta alcanzar el 10% del tráfico total de mercancías.

A decir de lo expresado por el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez Torrón, esta vez es la «refinitiva»: “Es un objetivo ambicioso, pero creo que realista. Ha habido intentos en el pasado, pero este es el momento de hacerlo realidad. Tenemos la oportunidad, la capacidad y la obligación de remontar esta situación. Es ahora o nunca.

Para ello, la Administración tiene previsto destinar 1.500 millones de euros a un objetivo que considera factible, pese a la realidad de un continuado retroceso del ferrocarril de mercancías en España y, lo que es peor aún, sin prestar mucha atención a la necesaria mejora de su productividad.

Así mismo, de ese volumen, casi 1.000 millones se destinarán a impulsar la eficiencia del sistema de transporte y distribución de mercancías, mediante el fomento de la intermodalidad y la modernización, términos siempre muy en boga y que quedan muy bien en un «powerpoint». También se pretende la mejora de los nodos de distribución, haciendo hincapié en el sistema ferroviario, que juegan un papel predominante.

Potenciar la intermodalidad

En concreto, el Ministerio quiere invertir 222 millones en el desarrollo de infraestructuras ferroviarias en cuatro terminales estratégicas, como son Vicálvaro en Madrid, La Llagosta en Barcelona, Fuente de San Luis en Valencia y Júndiz en Álava, en los próximos años para impulsar el transporte ferroviario de mercancías y la intermodalidad.

De igual modo, para la intermodalidad en los puertos la inversión será de 403 millones de euros para la construcción y mejora de los accesos ferroviarios, mientras que 43 millones en la construcción y mejora de accesos terrestres por carretera.

Además, 177 millones de euros irán a potenciar la accesibilidad interior de los puertos y 129, para sostenibilidad en el ámbito portuario.

A estos proyectos se añaden más de 500 millones a través de diversos programas de ayudas al transporte sostenible y digital, de los que 365 son para el ferrocarril.

Más en detalle, estas líneas de actuación van referidas a interoperabilidad en transporte ferroviario de mercancías, fomento de intermodalidad del transporte de mercancías, apoyo al transporte sostenible de mercancías, modernización del material ferroviario de mercancías, aparcamientos seguros en carreteras para vehículos pesados, infraestructura de reabastecimiento de combustibles alternativos para vehículos pesados, sostenibilidad del transporte marítimo y aéreo y digitalización del transporte.