El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha abierto un nuevo procedimiento para adquirir de forma centralizada un máximo de cinco millones de mascarillas protección FFP2.

El Departamento que dirige José Luis Ábalos distribuirá este material posteriormente en el ámbito del sector del transporte para proteger la salud de sus trabajadores durante la situación de emergencia de salud pública provocada por el coronavirus.

Estos cinco millones de mascarillas se suman así a los otro cuatro destinados al sector en el anterior pedido.

Esta vez será Adif la empresa pública que se haga cargo del gasto, con el fin de repartir las mascarillas entre el personal que presta sus servicios en el sector del transporte en áreas de riesgo, según los criterios indicados por el Ministerio de Sanidad.

Así pues, estos equipos de protección se distribuirán, posiblemente en las dos próximas semanas, a trabajadores de los servicios de transporte público de competencia estatal, autonómica y local.

De igual manera, las mascarillas también irán a trabajadores del ámbito privado relacionados con el transporte de viajeros y de mercancías en todo el territorio nacional, con objeto de garantizar el abastecimiento de la población durante el tiempo de confinamiento que marca el estado de alarma.

Con más detalle, el reparto concreto entre los destinatarios se realizará teniendo en cuenta las necesidades que marque la evolución de la pandemia en el momento de la recepción del suministro, así los criterios e instrucciones de las autoridades.