Trasmediterranea opera este servicio desde julio, cuando se adjudicó el contrato por procedimiento de urgencia.

El tráfico de pasajeros en esta conexión ha alcanzado los 219.930 pasajeros frente a los 201.970 del mismo periodo del año anterior.

La compañía Trasmediterranea prevé mover 280.000 pasajeros en 2016 en la línea que conecta el puerto de Málaga y el de Melilla, alcanzando así una cifrad récord para la conexión entre ambas ciudades.

Desde enero hasta septiembre, el tráfico de pasajeros en esta conexión ha alcanzado los 219.930 pasajeros frente a los 201.970 del mismo periodo del año anterior, lo que supone un aumento del 8,8% respecto a 2015. Por su parte, el tráfico de los vehículos en régimen de pasaje se ha incrementado un 8,7% respecto a 2015, pasando de 26.339 unidades a 28.639.

Representantes de la Autoridad Portuaria de Málaga y de Trasmediterranea se han reunido para valorar esta evolución de los tráficos. Durante el encuentro, se ha destacado la necesidad de intensificar proyectos para prestar servicios en coordinación con otros medios de comunicación como el AVE o el avión, así como fomentar el comercio entre ambas ciudades.

Por su parte, la naviera tiene previsto aumentar su inversión en uno de sus buques, el ‘Fortuny’, a fin de hacer más confortable el servicio e incrementar la capacidad de 1.050 a 1.250 pasajeros. Estos cambios se realizarán de forma progresiva para que la línea pueda continuar con su habitual funcionamiento.