Superferry Sorolla de Trasmediterranea

Trasmediterránea opera este servicio desde julio, cuando se adjudicó el contrato por procedimiento de urgencia.

Trasmediterránea ha sido finalmente la naviera escogida por la Dirección General de la Marina Mercante para realizar el servicio en la líneas marítimas de interés público Málaga-Melilla y Almería-Melilla, tras presentar una oferta de 7,6 millones de euros frente a los 25 millones con los que se abrió el concurso público, según han informado desde la ciudad autónoma.

Tal y como había adelantado cadenadesuministro.es, las tres ofertas presentadas por Trasmediterránea, Balearia y Naviera Armas incurrían en baja temeraria, al situarse las mismas un 25% por debajo del precio de licitación.

Sin embargo, ante la urgente necesidad de adjudicar unas rutas consideradas de interés público, el organismo ha seleccionado la oferta económicamente más ventajosa, que rebaja en un 60% el precio de licitación, después de que el informe solicitado a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de Madrid indicase que las tres proposiciones podían ser cumplidas, según recoge sur.es.

Aunque desde el Gobierno aseguran que la naviera estará obligada a respetar todas las prescripciones técnicas y económicas del pliego, la baja temeraria ha generado malestar en el puerto de Málaga, ya que ven en la misma un peligro para la calidad de la línea.

Por el contrario, desde Melilla aseguran que el nuevo contrato supondrá una mejora en los servicios entre la ciudad autónoma y la Península, a pesar de que no se produzca un cambio de operador, ya que el pliego contempla que la naviera ponga a disposición los mejores buques de su flota y navegar a una velocidad determinada, entre otros servicios.

No obstante, cabe destacar que para que la adjudicación sea definitiva falta el informe positivo de la Abogacía del Estado que certifique la validez del procedimiento, que podría concretarse en los próximos días.