Almacen automatizacion zebra

Las cadenas de suministro se enfrentan al desafío de administrar mejor el inventario y anticipar las necesidades operacionales en tiempo real.

Con el año 2018 recién inaugurado, es un momento idóneo para hacer balance del año pasado, repasar lo aprendido y plantear las predicciones sobre las cadenas de suministro. Así pues, dado que éstas continúan su transformación digital y se vuelven más inteligentes, se espera que adopten tres tendencias principales.

La primera será la adopción de la economía ‘bajo demanda’ aprovechando los 3As, ‘análisis, automatización e inteligencia artificial‘. En el marco de la economía bajo demanda, las cadenas de suministro están luchando por adaptarse a los cambios para que los clientes obtengan lo que necesiten, cuando y como quieran.

Las cadenas de suministro se enfrentan al desafío de administrar mejor el inventario y anticipar las necesidades operacionales casi en tiempo real. Esta es la razón por la que acelerar las implementaciones tecnológicas para que los activos sean más visibles y se entienda que las demandas específicas son la clave.

Por ello, existe una gran necesidad de modernizar los procedimientos operativos de las cadenas de suministro actuales mediante el aprovechamiento de las 3Aes: análisis, automatización e inteligencia artificialLas 3A serán fundamentales para ayudar a las cadenas de suministro a proporcionar un seguimiento más detallado de las personas, los procesos y los activos, así como experiencias más atractivas y personalizadas a los clientes.

Las cadenas de suministro están luchando por adaptarse a los cambios para que los clientes obtengan lo que necesiten, cuando y como quieran.

En segundo lugar, en 2018 aumentará la confianza en el software de datos y el análisis crítico en tiempo real para obtener visibilidad. Cada vez más, el mundo lo impulsan los datos: las empresas confían en los datos en tiempo real para llevar a cabo sus operaciones de manera eficiente y superar a la competencia. Así pues, con los datos como requisito indispensable, las cadenas de suministro muestran la voluntad de invertir en sus propios sistemas para aprovechar la información.

Un claro ejemplo de una solución inteligente para la cadena de suministro es el SmartPack de Zebra, que utiliza sensores de visión 3D de vanguardia con un software potente para conocer la eficiencia de carga en tiempo real, permitiendo niveles máximos de eficiencia en aplicaciones de transporte.

La última de las tendencias consiste en la optimización de la tecnología de localización para una mejor visibilidad en la toma de decisiones inteligentes. Los sistemas de localización en tiempo real, RTLS, son clave para proporcionar datos de seguimiento con mayor precisión con el fin de realizar análisis avanzados o predictivos.

Según el reciente estudio ‘Manufacturing Vision‘, los fabricantes están reconociendo el valor de las tecnologías de seguimiento en tiempo real y expandirán su nivel de uso del 38% al 61% para 2022. Más del 55% de las empresas implementarán RTLS para el 2022, brindando la transparencia que tanto necesitan las operaciones de su cadena de suministro.

Las empresas confían en los datos en tiempo real para llevar a cabo sus operaciones de manera eficiente.

RTLS permite a las cadenas de suministro recopilar datos críticos sobre los activos, incluida la ubicación, el entorno y la condición. En la actualidad, solo el 8% de los fabricantes tiene monitoreo en tiempo real en todo el piso de fabricación, pero este número aumentará al 35% para 2022.

Las cadenas de suministro han comenzado a aprovechar los lazos entre el mundo físico y el mundo digital para mejorar la visibilidad y movilizar conocimientos accionables que crean mejores experiencias para los clientes, generan eficiencias operacionales y permiten nuevos modelos comerciales. Algunos todavía están en medio de esta transformación, pero comenzarán a utilizar las soluciones en 2018.

David Gozalo
Vicepresidente para la región Sur de Zebra Technologies

david-gozalo-zebra