Ya se trate de una empresa grande o pequeña, en la productividad de la cadena de suministro debe mantenerse un ritmo de trabajo y asegurarse de que las impresoras industriales funcionan de forma óptima en todo momento.

Las empresas no pueden asumir periodos de inactividad prolongados en la producción y el envasado, y necesitan producir etiquetas con códigos de barras en función de la demanda. De hecho, incluso las interrupciones y fallos breves e imprevistos pueden suponer retrasos y costes en todo el proceso.

Por ello, el programa integral de mantenimiento in situ de TSC Auto ID Technology EMEA, que hasta ahora solamente estaba disponible en Europa para productos de Printronix Auto ID, se ofrecerá también para las impresoras industriales de TSC.

De esta manera, los clientes pueden ahora beneficiarse de una mayor disponibilidad operativa, una calidad de impresión elevada y constante y una mayor duración del propio hardware.

El programa de servicio in situ puede adquirirse con cualquier impresora nueva o incorporarse posteriormente, y garantiza que los dispositivos reciban un buen mantenimiento por parte de los técnicos certificados de la marca. Asimismo, incluye los costes de mano de obra, los gastos de desplazamiento hasta 150 km y las piezas de recambio originales.

Por otro lado, además de su garantía de dos años, los clientes de impresoras TSC pueden ampliarla a tres, cuatro o cinco años, siempre que contraten la póliza dentro de los 30 días siguientes a la compra de la impresora.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px