A pesar del estado de alarma declarado en el país, el puerto de Algeciras y la terminal semiautomática de Isla Verde Exterior se mantienen operativos durante las 24 horas. Sin embargo, han tenido que adaptar algunos aspectos para proteger a los trabajadores de posibles contagios de Covid-19.

El personal de oficina está trabajando desde casa, mientras que el que trabaja a turnos está en la terminal siguiendo protocolos de trabajo especiales, y sus jornadas se han adaptado para tener el menor número de personas trabajando en las instalaciones, por lo que han pasado de cubrir turnos de de ocho horas a doce.

Estiba

Desde el primer día se han adoptado procesos mejorados de limpieza y desinfección. En el caso de la maquinaria y los vehículos que utiliza la estiba, esto incluye un precinto por cabina para garantizar al estibador que los equipos de limpieza han finalizado su tarea y que la maquinaria está lista.

Sus turnos de trabajo, que habitualmente comienzan a las 02:00, 08:00, 14:00 y 20:00, se han reducido de seis a cinco horas. Todas las operaciones se detienen 30 minutos antes del final y se inician 30 minutos después del comienzo de cada turno

Está totalmente restringido el desembarco de los miembros de la tripulación de los portacontenedores salvo para visitas médicas urgentes o cuestiones estrictamente legales. Asimismo, se ha limitado al máximo el acceso del personal propio de la terminal al buque, y la documentación que es necesario intercambiar entre barco y terminal se deja en la escala de acceso dentro de una bolsa cerrada.

La estiba sube al barco con todos los elementos de protección para realizar las labores a bordo mientras la tripulación permanece recluida en el puente para evitar contactos. Únicamente acceden a cubierta para revisar que todo se haya realizado de forma correcta durante la hora de parada entre turno y turno de la estiba.

Nuevas conexiones

En cuanto al flujo de mercancías, sigue evolucionando con normalidad. En el periodo comprendido entre el 30 de marzo y el 9 de abril, se ha notado una ligera caída que ya se ha vuelto a recuperar. Además, en el cuarto mes del año se ha iniciado un servicio regular de CMA-CGM y Maersk que une el Estrecho de Gibraltar con la costa este de Sudamérica.

Se espera además que en mayo se inicie una conexión de ONE, COSCO y Yang Ming, que enlazará la costa este de Estados Unidos con el Mediterráneo oriental.