Uber ha acordado la compra de la plataforma de envío a domicilio de bebidas alcohólicas Drizly por 1.100 millones de dólares, equivalentes al cambio a 914 millones de euros, que se desembolsarán mediante acciones y una parte en efectivo, según un comunicado.

La compañía tiene previsto abonar 990 millones de dólares, unos 823 millones de euros al cambio, en acciones, mientras que los 120 millones de dólares restantes, equivalentes a 99,7 millones de euros, corresponderán a un desembolso en efectivo, con la vista puesta en obtener el visto bueno de los reguladores de la competencia antes de junio de 2021 para incorporar a una empresa que opera en 1.400 ciudades.

La plataforma de envío de comida a domicilio tiene la intención de integrar a esta nueva sociedad en su línea de Uber Eats, con el fin de ofrecer diferentes bebidas alcohólicas como complemento de las comidas, aunque seguirá contando con su propia aplicación para dispositivos móviles.

De este modo, Uber amplía la base de productos que está en disposición de colocar en los domicilios de su clientes, al potencia su capacidad de servicio y extiende su presencia geográfica, precisamente cuando la pandemia de coronavirus está transformando en estructural el impulso coyuntural que ha vivido la rama del comercio electrónico a raíz de las estrictas medidas de confinamiento de la población adoptadas el año pasado y este mismo 2021 para evitar el avance de la enfermedad.