La dureza del temporal está dificultando la vuelta a la normalidad en la operativa del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Los trabajos se están concentrando en la recuperación de las pistas para facilitar las operaciones de las aeronaves que, poco a poco, han ido recuperando ritmo, pero que a estas altura de la semana no alcanzan el 100% de la operatividad.

La situación ha provocado que los trabajos en la zona de carga no hayan avanzado a la velocidad que se hubiera requerido para poner en funcionamiento a pleno rendimiento el servicio de carga aérea de la instalación aeroportuaria madrileña, lo que había generado cierta incertidumbre entre la comunidad aeroportuaria.

Sin embargo, y a pesar de las quejas de los agentes que operan en Barajas, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha anunciado este miércoles 13 de enero que se están acelerando los trabajos de limpieza en el área de carga que comenzaron ayer martes, con el fin de que las instalaciones puedan estar operativas esta misma tarde o mañana a más tardar.

En los trabajos se está incorporando más maquinaria pesada y personal del Ejército procedente de Salamanca, Burgos y Zaragoza, por lo que se espera un impulso para una instalación que juega un papel crucial para la llegada, entre otras mercancías, de las vacunas para la Covid-19 y su posterior reparto por todo el país.