El fuego se ha originado en uno de los contenedores cargados en cubierta y se ha extendido rápidamente al resto de la carga del buque Con-Ro de Grimaldi Lines.

El fuego se ha originado en uno de los contenedores cargados en cubierta y se ha extendido rápidamente al resto de la carga del buque Con-Ro de Grimaldi Lines.

El buque Con-Ro Grande América, perteneciente al Grupo Grimaldi, ha sufrido un incendio en la costa oeste de Francia mientras navegaba desde el puerto alemán de Hamburgo hasta el de Casablanca, en Marruecos.

La fragata HMS Argyll, de la Marina Real británica, y un barco de rescate francés han acudido en su ayuda para trasladar a las 27 personas de la tripulación que se encontraban a bordo al puerto galo de Brest. Los hechos han ocurrido a la altura del Golfo de Vizcaya, cuando se ha originado un fuego en la carga del buque, compuesta por contenedores y vehículos,.

La fragata británica ha respondido a la señal de socorro lanzada por el Grande América, de 28.000 toneladas de peso, que se encontraba a unas 15o millas al suroeste de Brest. Cuando la embarcación se ha acercado hasta el lugar, la tripulación se hallaba luchando contra las llamas y tratando de huir del buque.

Tal y como han aclarado desde la naviera italiana, el incendio en el portacontenedores, construido en 1997, se ha producido en un contenedor cargado en la cubierta y se ha propagado a los que estaban situados cerca.

Aunque en un primer momento, los propios trabajadores han intentado sofocar las llamas, el capitán ha decidido que lo más seguro era que abandonaran el buque en un bote salvavidas, por el peligro de que las rachas de viento siguieran avivando y extendiendo el fuego. De hecho la situación a bordo se ha deriorado rápidamente y el fuego se ha extendido fuera de control.

Las autoridades francesas han enviado también el avión de vigilancia Falcon 50 y el remolcador Abeille Bourbon, que aún está intentando extinguir el fuego.