Los dos primeros meses de la campaña 2019-2020, noviembre y diciembre, junto con los primeros días de enero han transcurrido en general con cifras de exportación similares, aunque algunas semanas por debajo de los volúmenes del mismo período de la anterior campaña.

El tradicional retraso de las campañas hortofrutícolas españolas se ve acrecentado cada año por un mayor estiramiento de otras campañas europeas, principalmente la holandesa, que aprovechan, cada vez más, la tardía entrada del frío invernal para apurar sus últimas comercializaciones de producto.

Los volúmenes de cítricos siguen encogiéndose

Sigue la tendencia a la baja de las últimas campañas en cifras de producción de cítricos. No obstante, desde el sector exportador se confirma una mejora de las calidades en el producto, con aceptación destacada de los mercados europeos, y unos precios ligeramente al alza. Menores volúmenes, pero se augura un ritmo estable en la exportación.

Por el contrario, parece que otros productos siguen manteniendo su preponderancia en Europa, como son los casos del pimiento, la berenjena y el calabacín que, según las primeras cifras de comercialización, han tratado de reemplazar en el menor tiempo posible al producto europeo local, liderando relativamente rápido los lineales de los grandes grupos de supermercados de Centro Europa.

Los independentistas catalanes hacen de ‘nuevos chalecos amarillos

Si el año pasado fueron los ‘chalecos amarillos’ de Francia los que mantuvieron durante más de una semana las protestas sociales que provocaron auténticos bloqueos en la frontera, y con ellos miles de euros en pérdidas al no salir los suficientes camiones programados, este año han sido los colectivos independentistas catalanes los que protagonizaron bloqueos en La Junquera durante la primera semana de noviembre, con el arranque de la campaña.

Si bien afectó sólo a la fase preliminar, en esta semana se contabilizaron, según cifras de las asociaciones de transportistas, más de 100 millones de euros de merma de facturación y cargas, rotura de rutas logísticas y daño comercial a los clientes.

Diciembre anima la campaña, pero sin apreturas de camiones

La llegada del frío y los estocajes propios prenavideños animaron esta primera fase de la campaña al comenzar diciembre. Volúmenes muy similares a los de 2018-2019, puede que con algunas ligeras bajadas en algunas semanas en los principales mercados como Alemania, Francia o UK.

El desarrollo y el mayor dinamismo, sin embargo, de mercados de países del Este como Eslovenia, Rumanía, Croacia, Eslovaquia, Lituania, van aportando cada vez mayor peso en la facturación de las principales flotas del sector del frigo internacional.

Los exportadores españoles siguen denunciando una presión en constante escalada propiciada por unos grupos europeos de compra de productos hortofrutícolas cada vez más concentrados, y que van en la dirección de contener (o reducir en algún caso) los volúmenes totales de comercialización.

El arranque de los primeros días del nuevo año 2020 mantiene el tono contenido de la campaña, a la espera de que se produzca un nuevo tirón de los mercados en plena temporada invernal hasta el próximo parón de Semana Santa.