La Autoridad Portuaria de Las Palmasha recibido una única oferta para acondicionar la zona de operaciones del muelle Grande, la de la unión temporal de empresas que componen Freyssinet y Drasemar.

Los responsables del enclave estiman que el debido al paso del tiempo y el uso al que ha sido sometido, la zona de operaciones del muelle Grande ha ido sufriendo una serie de desperfectos, tanto en la superestructura del muelle como en algunos lugares de la zona de operaciones del mismo.

Estas deficiencias presentes en la solera de hormigón de la zona de operaciones, manifestadas en forma de irregularidades y grietas de importancia, pueden suponer, a juicio de los responsables del enclave canario, la aparición de accidentes por caídas de personas al mismo nivel, lesiones dorsolumbares en los operarios que manejan carretillas elevadoras, así como la caída de mercancía que se transporta, con las posibles consecuencias que ello podría tener en las personas que se encuentren en las proximidades durante el desarrollo de dichas operaciones.

Ante esta situación, la Autoridad Portuaria estima necesarias una serie de actuaciones para corregir las deficiencias existentes, devolviendo el muelle a un estado óptimo para la realización de las operaciones portuarias, de tal modo que puedan desarrollarse en condiciones de comodidad y seguridad.

Para paliar el deterioro, los responsables del recinto tienen previsto ejecutar obras que abarcarán la totalidad del martillo del muelle Grande, además de en parte del muelle Grande Poniente y muelle Grande Naciente, con trabajos tanto en la superestructura del muelle como en la zona de operaciones, dentro de un espacio que se dedica a los tráficos de graneles, mercancía general, contenedores y carga rodada.