La Organización Empresarial de Transporte y Logística, UNO, ha pedido a los grandes fondos inmologísticos que operan en España que realicen descuentos en los alquileres a las empresas del sector, teniendo en cuenta que la actividad ha caído a la mitad.

Muchas empresas que están en «una situación de asfixia» que les impide mantener los gastos fijos del alquiler de la nave mientras se desploma su facturación. Por ello, el presidente de la patronal, Francisco Aranda, ha pedido que se tenga en cuenta esta situación coyuntural y se reduzcan todos los gastos posibles para que las empresas puedan mantener su músculo productivo cuando termine la crisis sanitaria.

El ‘desamparo’ del RD

El Real Decreto Ley del 31 de marzo deja «en un completo desamparo» a las empresas que tienen sus negocios en inmuebles alquilados, ya que quienes los tienen en propiedad sí tienen la posibilidad de aplazar los créditos o las hipotecas.

Aranda se ha referido también a un principio existente en Derecho llamado ‘rebus sic stantibus’, que se aplica en aquellos supuestos en que se producen efectos que atentan contra “la equivalencia de las prestaciones establecidas originariamente en el momento de celebración del contrato, como consecuencia de una extraordinaria alteración de las circunstancias atinentes al contrato, no previstas por las partes”.

Sin embargo, esta cláusula tiene que presentarse judicialmente y las empresas no pueden ahora «perder tiempo en los tribunales«. Por ello, piden a los grandes propietarios que lleguen a un acuerdo de buena fe con sus arrendatarios, como ya han hecho algunos para bajar la renta de marzo.