carga de furgonetas de UPS en un muelle

UPS acometerá 70 proyectos de ampliación de instalaciones hasta 2022.

UPS está inmersa en un profundo plan de transformación digital que se centra en cuatro líneas estratégicas fundamentales, como son la expansión internacional de las operaciones de la paquetera norteamericana, el aumento de la rentabilidad de sus actividades de comercio electrónico, una mayor especialización en logística sanitaria y el refuerzo de sus soluciones para pequeñas y medianas empresas.

Como parte de este plan de transformación, la compañía estadounidense tiene previsto abrir hasta 2022 siete grandes plataformas automatizadas en todo el mundo, con el fin de mejorar entre un 30 y un 35% la eficiencia en el tratamiento de envíos con relación a sus anteriores instalaciones, toda vez que, según UPS, los ingresos de su rama de paquetería industrial en los Estados Unidos crecerán un 40% hasta 2022, mientras que los envíos de comercio electrónico transfronterizo también se incrementarán un 28% en los próximos tres años.

Además, la empresa de paquetería americana tiene previsto acometer 70 proyectos de ampliación de diversas instalaciones hasta 2022, de las cuales espera tener 17 en marcha antes de que acabe 2018, justo a tiempo para el pico máximo de actividad asociado al comercio electrónico en noviembre y diciembre.

A todas estas inversiones hay que añadir las que UPS también hará para renovar su flota de transporte terrestre e incorporar nuevos aviones de carga.