Trabajador de UPS

La operación forma parte del programa de inversiones de UPS en Europa.

UPS invertirá más de 100 millones de dólares en unas nuevas instalaciones ubicadas entre Evry y Corbeil-Essonnes, en la Isla de Francia.

Está previsto que el nuevo centro, que reemplazará a los dos de menor tamaño con los que cuentan actualmente en Chilly-Mazarin y Savigny, comience a operar en el primer trimestre de 2018.

El operador contará con más de 950 empleados en este espacio de unos 320.000 m², que dispondrá de la última tecnología en automatización para minimizar los tiempos de tránsito hasta el cliente final. Esto le permitirá gestionar hasta 37.000 paquetes por hora, utilizando 124 muelles de carga y descarga, además de 125 plazas de aparcamiento para camiones.

La inversión, que es la mayor de las que ha realizado UPS en el país galo, forma parte de su actual programa de inversión de 2.000 millones de dólares en Europa.

De esta manera, están mejorando su servicio de entrega en 19 países europeos, reduciendo hasta en dos días los tiempos de tránsito para aumentar la capacidad de respuesta de sus clientes ante la creciente demanda del e-commerce y el comercio transfronterizo.

Así, las pequeñas y medianas empresas podrán aprovechar su logística de una forma más eficiente, exportar de una forma más fácil y acceder a nuevos mercados.

Además, en su apuesta por el medioambiente, el operador reunirá en el nuevo centro los requisitos necesarios para obtener el certificado de plata LEED para edificios sostenibles y utilizará energías renovables.