La conflictiva situación prebélica que se ha venido viviendo en las últimas semanas en Ucrania en el sector del transporte, con retrasos de más de cuatro horas de media para acceder o salir del país, se ha agravado todavía más tras la invasión de las tropas rusas.

Como explican desde Fenadismer, esta operación militar ha originado un éxodo masivo de ciudadanos a otros Estados limítrofes, lo que a su vez ha generado un colapso total de las vías que conectan con las fronteras, especialmente con los países de la Unión Europea.

En el caso de España, Ucrania ocupa el cuarto puesto entre los destinos extracomunitarios de las exportaciones por carretera, con más de 2.000 camiones moviéndose cada año entre ambos países.

En este momento, varios camiones españoles de una de las empresas que forman parte de la Federación se encuentran bloqueados en el país y sus transportistas están teniendo muchas dificultades para poder alcanzar la frontera.

Tampoco pueden comunicarse como quisieran por las interferencias y ciberataques que están ocasionando las autoridades rusas en el país.

Para poder resolver lo antes posible este tipo de situaciones, la Comisión Europea ha activado la red NCP-Transport en colaboración con el Ministerio de Transportes, que prevé posibles medidas de repatriación de profesionales de la Unión Europea que se encuentre atrapados en territorio ucraniano.