El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha aprobado el proyecto de construcción del acceso al puerto de Gijón desde el enlace de la Peñona por el vial de Jove, con un presupuesto base de licitación de 227,5 millones de euros.

El nuevo itinerario por Jove discurrirá en su mayor parte fuera de la zona urbana, a diferencia de la N-641, con lo que se reducirá el impacto del tráfico de los vehículos pesados que acceden al puerto sobre la zona residencial, toda vez que hasta ahora la entrada al recinto gijonés se realiza a través de la carretera N-641 que atraviesa la zona urbana residencial de La Calzada.

Así mismo, el nuevo vial proyectado conforma la conexión desde el enlace de la Peñona de la autovía GJ-10 hasta la entrada al puerto desde la carretera actual N-641 de acceso a la rada.

Concretamente, el vial de Jove propuesto se inicia en la glorieta de acceso al puerto, dentro de las propias instalaciones del mismo, punto donde comienza una calzada bidireccional, con un carril por sentido de 2,5 km de recorrido.

De ellos, aproximadamente dos kilómetros se desarrollan en túnel artificial, entre la glorieta de la Avenida Príncipe de Asturias y las proximidades del enlace de la Peñona.

El túnel mantiene la sección de calzada única, con una anchura total de catorce metros útiles para la circulación de vehículos y aceras de servicio, con dos carriles.

Además, el proyecto contempla, además, la reposición del viario interceptado por la traza y la ejecución de cinco estructuras para salvar los ramales del entorno del enlace de la Peñona y las líneas ferroviarias Gijón-Pravia y Gijón-Cudillero.