En 2020, el comercio electrónico creció un 36% en España, que se situó como el tercer país del mundo con mayor crecimiento en este ámbito, solamente superado por Argentina y Singapur.

El auge del comercio electrónico y las nuevas formas de consumo han provocado cambios en la distribución de mercancías y la logística de última milla, abriendo la puerta a nuevas regulaciones de la Agencia Tributaria que afectan a determinados trámites administrativos, como las declaraciones de bajo valor.

El 1 de julio de 2021 ha entrado en vigor la modificación de la Directiva del IVA, por la que se establece el fin de la franquicia a la importación de los bienes cuyo valor sea inferior o igual a 22 euros. Por tanto, desde esa fecha todas las declaraciones de importación deberán liquidar IVA con independencia de su valor.

Simultáneamente, se ha creado un régimen especial de ventanilla única para las ventas a distancia de bienes importados de valor no superior a 150 euros. Así, en vez de gravar la importación, se grava únicamente la entrega en destino, facilitando la declaración y el pago del IVA devengado por las ventas a través de una declaración única en el Estado Miembro de identificación.

Este cambio refleja la evolución en las formas de consumir de los usuarios y supone un importante reto para todos los implicados, que puede ser superado gracias a la transformación digital.

Visual Trans, que apuesta firmemente por la actualización y adaptación constante a los cambios legales y operativos del sector, ya ha desarrollado una nueva funcionalidad que permite realizar las declaraciones de bajo valor directamente desde su ERP, lo que supone una mejora en la competitividad de sus clientes.

Esta funcionalidad nace para dar respuesta a la creciente demanda de despachos de bajo o escaso valor derivada del crecimiento del e-commerce, que seguirá aumentando de manera constante en los próximos años.