Terminal de Bouzas que utilizara la ADM con Saint Nazare

Los vehículos se trasladarían en semirremolques desde Portugal para partir desde Vigo hacia sus destinos finales.

Ante la conflictividad laboral que vive desde hace meses el puerto luso de Setúbal, Volkswagen está buscando una nueva salida por mar para las unidades del modelo T-Roc fabricadas en su planta de Palmela.

Los estibadores han iniciado en agosto un calendario de movilizaciones en contra de las horas extra que realizan y de las diferencias salariales entre los puertos del país que se ha prolongado hasta la primera semana de octubre.

Esto ha provocado que varios buques llegaran con retraso a sus destinos, según indica el diario Faro de Vigo. Como resultado, se ha registrado también un problema de estocaje de vehículos en el puerto y han aumentado los temores a que los estibadores utilicen la producción del grupo como medida de presión.

Por ello, el fabricante ha comenzado a buscar un puerto alternativo y ya ha solicitado un presupuesto a la naviera UECC para embarcar unos 600 vehículos semanales con destino al norte de Europa. Esta cantidad se mantendría hasta diciembre, coincidiendo con el aumento de ventas de la campaña navideña.

Los vehículos se trasladarían en semirremolques en un trayecto de cinco horas, para partir desde allí hacia sus destinos finales. El único inconveniente que podría encontrar Volkswagen es que los estibadores vigueses decidan solidarizarse con sus compañeros de Portugal y se nieguen a realizar estos trabajos.