La recuperación de una cierta normalidad está permitiendo que algunos Gobiernos europeos levanten las medidas que se han venido tomando durante la crisis sanitaria para garantizar un normal abastecimiento de productos a la población.

En este marco, Alemania vuelve a aplicar desde primeros de mes las restricciones al tráfico de vehículos pesados en sus carreteras.

Concretamente, como informa Froet, las exenciones a las restricciones de conducción en domingos y días festivos para el transporte de mercancías concedidas por los lander debido a la pandemia estaban limitadas hasta el 30 junio.

Así pues, desde este 1 de julio de 2021 vuelve a entrar en vigor la prohibición general de circular en domingos y festivos y, además, se aplican restricciones adicionales en verano en determinadas carreteras durante los sábados desde el 1 de julio al 31 de agosto entre las siete de la mañana y las diez de la noche

Esta limitación se aplica en diversas zonas de la A1, la A2, la A3, la A5, la A6, la A7, la A8, la A9/E51, la A10, la A45, la A61, la A81, la A92, la A93, la A99, la A215, la A831, la A 980, la A995, la B31 y la B96/E251.

De igual modo, también están operativas las exenciones a estas restricciones para el transporte combinado de mercancías por carretera y ferrocarril, para la entrega de leche fresca y otros productos cotidianos, carne fresca y sus derivados, pescado fresco, pescado vivo y sus derivados, fruta y verduras, para transportes de grúas para servicios de averías en caso de emergencias o accidentes, de abejas vivas y dehículos vacíos.