Con la finalización del estado de alarma, vuelven a estar operativas las restricciones al tráfico de vehículos pesados que la DGT tiene establecidas en las vías cuyo control le corresponde, desde la medianoche del pasado 21 de junio.

Con anterioridad, el Servei Catalá de Tránsit y la Dirección de Tráfico del País Vasco ya habían tomado esta decisión en las carreteras catalanas y vascas, respectivamente.

Estas limitaciones afectan a vehúculos dedicados al transporte de mercancías en general, al movimiento de mercancías peligrosas por calendario y tramos de vía, a los vehículos de transportes especiales y vehículos que precisan de autorización complementaria de circulación, al superar, por sus características técnicas o por razón de carga indivisible transportada, los calores de masas o dimensiones máximas permitidas.

En consecuencia, el próximo miércoles 24, los vehículos que porte mercancías peligrosas en las vías de circulación de la Comunidad Valenciana y de Galicia.

Por otra parte, el sector, con CETM a la cabeza, indispensable «un cambio filosófico respecto al establecimiento de las restricciones de tráfico» que las reduzca a los mínimos indispensables, sobre la base de que los conductores necesitan cierta flexibilidad para mejorar las condiciones sociales en el desarrollo de su actividad laboral.