Las nuevas normas del Paquete de Movilidad que regulan el regreso a casa de los conductores profesionales ya están en vigor desde el pasado 2 de febrero.

Esta regulación que obliga a que los camiones vuelvan a sus países de establecimiento cada ocho semanas como máximo ha sido uno de los aspectos más polémicos por la oposición de los países del este de Europa, junto con las limitaciones al cabotaje.

En este sentido, Fenadismer estima que esta norma permitirá luchar más eficazmente contra las empresas buzón y que, al tiempo, contribuirá «a establecer un mercado de transporte más justo y equilibrado, basado en la competencia leal entre las empresas de transporte».

De igual manera, la organización empresarial espera que la regulación ayudará a «mejorar las condiciones de trabajo en el sector, erradicando las prácticas abusivas que lamentablemente se han venido dando con cada vez con mayor frecuencia por parte de algunos grandes empresarios hacia sus conductores asalariados».

Una encuesta elaborada por la Comisión Europea el pasado 2021 refleja, según describe Fenadismer, que el 32 % de los vehículos de transporte de las empresas domiciliadas en países del Este de Europa retornan una sola vez al año a dichos países, y que el 57% de los vehículos retornan menos de seis veces al año, frente a las empresas de transporte occidentales en las que el 100% de su flota retornan por encima de dicho período.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px