Primero de todo, me gustaría subrayar el excelente trabajo que Cadena de Suministro ha estado realizando durante sus primeros 10 años de vida. Lo cierto es que no brindamos el tiempo que deberíamos a valorar la dedicación que ponen los medios de comunicación del sector logístico. Si bien ahora esta industria tiene el reconocimiento que se merece por parte de la sociedad gracias al extraordinario esfuerzo de los profesionales del sector durante la pandemia, la logística no tenía ni mucho menos tanta visibilidad como ahora.

Muchas cosas han cambiado durante estos últimos años. Los avances tecnológicos del sector son innegables. La sostenibilidad ya forma parte de la toma de decisiones de las empresas logísticas, que día tras día ponen de su parte para introducir relevantes innovaciones tecnológicas al mercado para reducir la huella de carbono en nuestro país. La entrada de camiones 100% eléctricos en España en los últimos dos años es un claro ejemplo de ello.

Pero también la automatización de almacenes. Según contó Cadena de Suministro hace unos meses, el mercado mundial de la logística para e-commerce creció un 20% en 2021, siendo las regiones de Asia-Pacífico, Norteamérica y Europa las más representativas en cuanto al volumen y al aumento registrado. Si bien Asia-Pacífico sigue siendo el mayor mercado de logística de e-commerce, se prevé que Norteamérica la desbanque antes de 2026. Y por eso se hace imprescindible contar con edificios logísticos totalmente preparados y conectados para acoger grandes operativas de e-commerce.

Dos datos más que apuntalan la necesidad de smart buildings que impulsen la eficiencia y la agilidad de las operativas logísticas en nuestro país. Por un lado, se prevé que en 2025 el 14% de las ventas que se realicen en España sean online, pasando de una tasa de penetración del 3,5% en 2015 y del 8,7% en 2020, lo que nos convertirá en uno de los mercados que registran un crecimiento más sólido del e-commerce en todo el mundo.

Por otro lado, España fue el único país europeo donde creció el comercio electrónico en el primer trimestre de 2022. Mientras a nivel global se redujeron las compras un 3%, en nuestro país se generó un aumento del 6% entre los meses de enero y marzo de este año. Sin duda, unas cifras de las que estar orgullosos.

La sostenibilidad ya forma parte de la toma de decisiones de las empresas logísticas, que día tras día ponen de su parte para introducir relevantes innovaciones tecnológicas”

En definitiva, el sector logístico va a seguir tirando del carro de España, de cuya economía ya es uno de los motores tractores. Desde Prologis queremos que Cadena de Suministro siga haciéndose eco de este crecimiento, que prevemos largo, constante y muy beneficioso para nuestro país. ¡A por otros 10 años más!