Cuando sólo quedaban 20 días para la entrada en vigor de las nuevas medidas de control de importaciones de productos fitosanitarios, vegetales y animales derivadas del Brexit, el gobierno británico ha decidido retrasar la fecha hasta enero de 2022.

El secretario general de la Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia, Froet, Manuel Pérezcarro, ha valorado positivamente la decisión de Reino Unido, que en su opinión es “la mejor noticia que se ha podido recibir”.

Tal y como ha explicado Pérezcarro, “las aduanas no están preparadas para esta contingencia y lo único que estábamos viendo es que se iba a producir un colapso importante, con un coste adicional enorme para las empresas de transporte y también para las exportadoras”.

En concreto, se retrasan del 1 de abril de 2021 al 1 de enero de 2022 las declaraciones aduaneras que serán necesarias en el punto de importación para todos los bienes. Además, las empresas ya no podrán optar por el régimen de declaración diferida.

Por otro lado, se van a introducir requisitos de notificación previa y controles de documentación, como los certificados fitosanitarios para plantas y productos vegetales de bajo riesgo.

Asimismo, según el nuevo calendario, a partir de marzo de 2022, se realizarán controles en los Puestos de Control Fronterizos a animales vivos, plantas y productos vegetales de bajo riesgo.

El secretario general de Froet espera que, en este plazo de tiempo, tanto las autoridades españolas como las británicas sean capaces de dotar a las aduanas de aquellos medios necesarios para que las revisiones sean eficaces, rápidas y, si es posible, sin la presencia del vehículo.

En este sentido, ha apuntado que actualmente existen sistemas informáticos y telemáticos que son capaces de resolver esta serie de problemas y evitar cualquier tipo de retraso en los despachos aduaneros.