La presión de las organizaciones empresariales ha logrado, según se informa desde la patronal de las empresas logísticas UNO en un comunicado, que los fondos públicos que recibe Correos para el servicio postal universal se reduzca en 400 millones de euros para el período 2011-2020.

A juicio de la patronal, la Comisión Europea ha ofrecido a «España un pacto consistente en no iniciar un expediente de infracción, a cambio de que recorte de forma inmediata las ayudas ofrecidas al operador público que considera ilegales».

De esta manera, con esta decisión se evita, según explica UNO, «que España vuelva a ser señalada en Europa por favorecer prácticas de competencia desleal en el sector postal y de paquetería en un momento en el que necesita transmitir credibilidad en la gestión de las cuentas públicas«.

Ayudas compatibles para la Comisión

En su comunicación de prensa del pasado 18 de mayo, la Comisión Europea estima que la compensación concedida a Correos por el servicio postal universal entre 2011 y 2020 constituye una «ayuda compatible con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE».

En este mismo sentido, el Colegio de Comisarios afirma que «la evaluación de la Comisión ha puesto de manifiesto que la compensación concedida a Correos por España no superará el coste neto de la obligación de servicio público, lo que significa que no existe compensación excesiva. Sobre esta base, la Comisión ha concluido que la medida es conforme con las normas sobre ayudas estatales de la UE».

De igual manera, la Comisión ha desestimado también una denuncia presentada en marzo de 2019 por UNO y Asempre, que alegaban que Correos recibió ayuda estatal incompatible a través de varias medidas, entre ellas, la obligación de servicio universal, especialmente en lo relacionado con la necesidad de evitar que los descuentos excesivos concedidos por Correos fueran compensados por el Estado español.

Pese a ello, ambas instituciones estiman que «se trata de la primera vez que la Comisión Europea declara públicamente que los importantes descuentos realizados por Correos a grandes clientes, realizados por debajo de costes, no pueden ser compensados por el dinero público que recibe para realizar el SPU, como ya dijo hace unas semanas la propia CNMC».