La escasez actual de conductores profesionales requiere acciones urgentes, y una de ellas es la mejora del trato que se les dispensa, para poder incrementar el atractivo de la profesión.

La Asociación de Cargadores de España, ACE, se ha unido a una iniciativa internacional para mejorar sus condiciones de trabajo encabezada por la Unión Internacional del Transporte por Carretera, IRU, la Alianza Mundial de Cargadores, GSA, y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, ITF.

De este modo, los miembros de ACE asumen la responsabilidad de mejorar las condiciones laborales de los conductores en los centros de carga y descarga.

Entre otras cosas, se comprometen a planificar la gestión de muelles y la asignación de franjas horarias, minimizando los tiempos de carga y descarga, y facilitando la integración de dichos tiempos en la jornada del conductor, teniendo en cuenta las limitaciones de tacógrafo.

Además, promoverán la puesta a disposición de los transportistas de aseos y zonas de descanso, garantizando al mismo tiempo la seguridad de los conductores.

Con este fin, se habilitarán áreas bien iluminadas, zonas peatonales y de espera claramente identificadas, y suficiente espacio para que los vehículos puedan maniobrar.

En aras de la eficiencia de las operaciones de recogida, entrega y transporte, también se pretende compartir con el conductor información puntual y actualizada sobre el estado del envío, así como de cualquier cambio que pueda afectar a la operativa.

Por último, siempre que sea posible, se proporcionarán plazos flexibles de recogida y entrega, teniendo en cuenta los factores externos que puedan influir en las operaciones. Desde la Asociación, animan a todos los cargadores a adherirse a la iniciativa firmando este manifiesto y poniendo en práctica estos compromisos.