Las negociaciones entre Trasmed, cargadores y transportistas de Baleares, con la mediación de las autoridades autonómicas, han culminado con un acuerdo que garantiza el suministro de mercancías peligrosas en el archipiélago desde la península.

Este acuerdo ha permitido fletar una embarcación, en sustitución del ‘Ciudad de Mahón’, que cesa su actividad el próximo 26 de enero, para dar servicio de transporte de este tipo de carga y evitar que se interrupiera este suministro.

A partir de esta fecha el suministro de mercancías peligrosas a Baleares se llevará a cabo por un embarcación que permitirá el transporte de cualquier tipo de mercancía de estas características, con un buque que hará el trayecto entre Barcelona, Palma, Ibiza y Mahón dos veces por semana, con lo que se estima que se garantizan las necesidades de abastecimiento de mercancías peligrosas en el archipiélago.

Por otra parte, el Gobierno balear asegura estar trabajando en varias líneas de actuación con el objetivo de reducir los costes en el transporte de mercancías peligrosas.

Así pues, por una parte, se ha propuesto al Gobierno Central la modificación del Real decreto que regula las compensaciones al transporte marítimo y aéreo de mercancías, con origen o destino en el archipiélago, para que este tipo de mercancías peligrosas esenciales para la comunidad disfruten de una compensación de hasta el 100% sobre el coste del flete.

Además, por otro lado, también se está negociando con la Autoridad Portuaria de Baleares la posibilidad de reducir las tasas portuarias para este tipo de mercancías, así como la habilitación de espacios en los puertos de las islas que mejoren las operaciones de carga y descarga de estas mercancías.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px