Adif Alta Velocidad ha licitado los proyectos de montaje de vía y electrificación para la construcción de un cambiador de ejes de ancho variable para transporte de mercancías en la estación de Irún, correspondiente a la línea Madrid-Hendaya, en lo que podría suponer poner fin al histórico aislamiento en el tráfico de mercancías de la red ferrroviaria española, más allá de los procedimientos utilizados de cambio de boogies o de traslado de la mercancía a otro tren adaptado al ancho internacional que se han venido utilizando hasta ahora, con altos costes y no mucho éxito.

La inversión prevista asciende a 764.728,09 euros, IVA incluido, repartidos entre 517.210,95 euros para el montaje de vías, con un plazo de ejecución de tres meses, y 247.517,14 euros para las obras de electrificación, con un plazo de 26 días.

Entre las actuaciones previstas para el montaje de vía, se incluyen la construcción del cambiador de ancho para ejes de ancho variable y las instalaciones derivadas del mismo, la ejecución de la red de drenaje en fosos y la conexión con la red pluvial, además del montaje de la vía de la conexión con el cambiador de ancho y con la vía existente.

También comprende la demolición de la topera de hormigón y la adaptación del tramo de vía de ancho ibérico a ancho internacional, así como la reposición del firme de los caminos entre vías.

Por su parte, el contrato de obras de electrificación incluye la excavación y cimentación, el izado de postes y ménsulas, el montaje de suspensiones, los atirantados y anclajes, y el tendido de hilo sustentador y de contacto. Se incluyen también las conexiones y ajustes con la catenaria existente.

Eje de ancho variable

La tecnología del sistema de eje de ancho variable para vagones de mercancías permite a los trenes circular entre redes con anchos de vía distintos.

Un tren de mercancías equipado con este eje de rodadura desplazable puede adaptar el ancho entre ruedas a su paso por un cambiador de ancho y realizar un trayecto circulando por tramos de vía de ancho estándar y tramos de vía de ancho ibérico.

El sistema resuelve el problema de la existencia de redes con distintos anchos, eliminando los puntos de rotura de carga, con lo que se acortarán los tiempos de recorrido de las mercancías y se reducirá el coste económico que supone el intercambio de ejes o el transbordo de cargas.

El cambio de ancho, en las composiciones dotadas con esta tecnología, se realiza cuando al entrar los vagones en el cambiador un carril desbloquea automáticamente el cerrojo y se produce un desplazamiento de las ruedas hasta su posición final, quedando nuevamente bloqueado

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110