Adif estima que la apertura de las terminales a la gestión privada facilita el ajuste entre oferta y demanda.

Adif estima que la apertura de las terminales a la gestión privada facilita el ajuste entre oferta y demanda.

El administrador de la infraestructura ferroviaria se encuentra en proceso de elaboración de un estudio que le permita modificar radicalmente el actual esquema de explotación de sus terminales de mercancías.

La finalidad de este trabajo se centra en conseguir la máxima calidad y eficiencia en la prestación de los servicios, teniendo en cuenta cada tipo de instalación, así como impulsar el desarrollo de las nuevas terminales intermodales y logísticas.

Para ello, Adif se ha apoyado en un consultor externo para llevar a cabo un trabajo comparativo con las prácticas existentes en otros países europeos y, al tiempo, también ha promovido reuniones con diferentes actores del sector para llevar a cabo un análisis de socios estratégicos, con fórmulas de inversión y explotación que, además, también incluye una propuesta de medidas para el fomento del transporte intermodal de mercancías que, según prevé la compañía pública, estará terminado en marzo del año que viene.

Con este cambio en el modelo de gestión, Adif habrá pasado de prestar el 100% del servicio en 2011 a prestar menos del 13% del servicio, con un proceso que implicará una transición ordenada que afectará a 18 activos y que, como principio general, saldrán a licitación, aunque en ciertos casos se hará un análisis de las excepcionalidades previstas legalmente, tanto por singularidad de la operación, como por las particularidades que presente cada instalación.

Este cambio de modelo permite la entrada de agentes involucrados en la cadena logística en la gestión del servicio, ha facilitado un ajuste dinámico entre la demanda y la oferta y ensancha el mercado de prestación de servicios, al tiempo que ofrece la posibilidad a otras empresas de acceder a un conjunto de activos mediante licitación y facilita la transparencia.