Adif ha licitado por importe de 50.520.848,09 euros las obras de una nueva fase de la remodelación de la terminal ferroviaria de Madrid-Vicálvaro.

Los trabajos, con un plazo de ejecución de 30 meses, continuarán con la remodelación de la terminal y se centrarán en los accesos ferroviarios a la terminal, adaptando sus pendientes para permitir la carga máxima a la longitud de los trenes de mercancías de 740 metros que accederán a la instalación.

De igual modo, también se ejecutarán trabajos de reconfiguración de las vías generales del entorno de la terminal para posibilitar el nuevo acceso viario directo a la terminal intermodal.

Concretamente, en el acceso ferroviario a la terminal desde Alcalá de Henares, se llevarán a cabo actuaciones para disminuir las rampas por las que circulan los trenes de dicha procedencia, que actualmente cuentan con pendientes superiores al 21%.

En cuanto al acceso desde Chamartín, se contempla la modificación de la configuración de la conexión actual en la salida, de modo que la vía general que ahora discurre por el oeste del haz norte y de toda la terminal pase a discurrir al este del haz norte y posteriormente por la zona central de la estación, lo que facilitará el futuro acceso viario a la nueva terminal desde la carretera M-214.

Por otro lado, en la salida ferroviaria desde la terminal hacia Vicálvaro Cercanías quedará configurada con un 13% de rampa máxima, de cara a los futuros accesos de trenes de 750 metros de longitud.

Así mismo, también son precisos una serie de trabajos para completar la remodelación, como la ejecución de la vía general en paralelo a la vía de contorno diseñada previamente, la configuración de la cabecera de cuatro vías en el haz central, así como la salida hacia el norte de la playa de carga actual (dos vías) y el taller de locomotoras y la modificación de la cabecera sur del haz norte