supermercado estantería alimentación

El cliente puede conocer con total precisión el origen de los productos que consume.

El Grupo Auchan, en el que está integrado Alcampo, ha comenzado a utilizar la tecnología blockchain para mejorar la trazabilidad de los productos que gestionan sus empresas filiales. Junto a la start-up alemana Te-Food, ha estado realizando pruebas en Vietnam y ahora exportará el modelo a Francia, Italia, España, Portugal y Senegal.

Este nuevo avance permitirá que productores, operadores logísticos y distribuidores puedan registrar, a través de una misma plataforma, toda la información necesaria para garantizar la transparencia en toda la cadena de suministro.

Una vez realizada la entrega, gracias a un código QR situado en la etiqueta del producto, el cliente puede consultar todos estos datos de manera inmediata. De este modo, conocerá con total precisión el origen de los productos que consume y la ruta que han realizado hasta llegar hasta él.

Auchan decidió experimentar primero en Vietnam con esta solución, denominada allí FoodChain, para poder estudiar la manera de aplicar el modelo en los diferentes mercados en los que opera, con protocolos de seguridad muy distintos.

Incluye una herramienta de gestión de inventario, con la que las autoridades competentes pueden verificar los certificados emitidos, además de una aplicación B2B para la comunicación entre los operadores de la cadena de suministro y una segunda de tipo B2C para el consumidor, que puede comprobar el ciclo de vida del producto.

El sistema permite una adaptación a las herramientas utilizadas en cada país, facilitando una cierta interoperabilidad a través del blockchain, con lo que su implementación es rápida y respetuosa con las prácticas locales. Tras la experiencia en Vietnam, ya está operativo en Francia y pronto se probará en España con la carne de cerdo ibérico y las frutas exóticas cultivadas a nivel local.