Conforme a lo establecido en el Paquete de Movilidad, desde el 22 de Mayo es obligatorio que los transportistas titulares de vehículos ligeros de más de 2,5 toneladas que realicen transporte internacional obtengan una licencia comunitaria para circular por cualquier Estado Miembro de la Unión Europea.

Ante el previsible volumen de transportistas afectados, el Ministerio de Transportes estableció este año un procedimiento ágil de solicitud de la licencia comunitaria, eximiendo a los transportistas de aportar los documentos acreditativos de los requisitos exigidos y sustituyéndolos por una declaración responsable.

La presentación de dicha declaración significa que el transportista reconoce que cumple tanto el requisito de competencia profesional como los relativos al establecimiento, honorabilidad y capacidad económica exigidos.

Sin embargo, según ha podido constatar Fenadismer, este procedimiento simplificado está sirviendo a empresas cargadoras para instar a sus transportistas colaboradores a obtener ilegalmente dichas autorizaciones sin cumplir el requisito de competencia profesional.

Para ello, cuentan con la cooperación de gestorías especializadas que proceden a tramitar las licencias comunitarias sin advertir a los transportistas de que la firma de dicha declaración sin cumplir los requisitos, además de ilegal, implica incurrir en un posible delito penal por falsedad documental.

En todo caso, la comprobación se llevará a cabo por la Comunidad Autónoma de residencia del transportista con ocasión del visado que se llevará a cabo en 2023, sin perjuicio de las posibles inspecciones de control de cumplimiento de los requisitos que se lleven a cabo durante este año.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110